EN EL BAÑO DE VAPOR

SIEMPRE HABIA DESEADO VER A OTRO HOMBRE ACARICIAR EL CUERPO DE MI MUJER Y OIRLA EXCITARSE Y HASTA PAGUE POR ELLO.

Tiempo antes de que mi esposa Sonia aceptara realizar muchas de nuestras fantasias, yo me desvivia por propiciar situaciones en donde ella se pudiera mostrar o incluso algo mas.

pero su recato frustraba mis intentos. hasta que en una ocasión la invite despues de hacer ejercicio a que fueramos a unos baños de vapor, por mi mente no cruzaba ninguna otra intención, todo era normal, llegamos y al estacionar el auto el valet parking abrio tremendos ojos al ver bajar a mi esposa que a sus 48 es poseedora de tremendo culote, unas chichotas enormes y por delante se le dibuja un panochon exquisito. y como veniamos de hacer ejercicio traia una playera ajustada y unos shorts cortos y ajustados tambien, imaginense.eso me puso alerta.

Subimos, pagamos y le dimos los tickets al joven que nos señalo en que vapor nos tocaba, y mientras el caminaba detras de nosotros, nos venia ofreciendo masajes, yo pense que me lo ofrecia a mi y respondi que no, pero al voltear a verlo, y ver su mirada fija en el culote de mi esposa, pense para mi que cuan equivocado e ingenuo estaba.

Entro al vapor coloco el servicio de toallas en el divan que hay en cada vapor y se retiro, no sin antes observar de nuevo a mi esposa de pies a cabeza y decirnos que si se nos ofrecia algo tocaramos el timbre. Al salir él, cerré y le dije a mi esposa que si se le ofrecía un masaje y respondio que no, pero insisti y le dije que no habia nada de malo, que ella estaria cubierta con una toalla y que yo estaria ahi presente. ella volteo a mirarme directamente a los ojos y contesto “pues a decir verdad, si, pero que mas traes en mente” y yo le conteste que nada pero que si se daba algo mas, ¿aceptas?
ella dijo que si, solo si el joven le agradaba y que si ella no queria llegar muy lejos me haria una señal para que yo interrumpiera la situacion. asi que acepte sumamente excitado y prepare todo, toque el timbre y cuando el joven llego mi esposa hizo un gesto de que le agradaba y el dijo que iba por los aceites, mientras la desnude dandole pequeñas mamaditas a sus pezones, a su culo y a su panochota, para despertar un poco sus sentidos, y luego se tendio boca abajo en el divan. y le cubri con una toalla doblada a partir de la cintura para abajo y justo en ese momento llego el joven.

El, muy profesionalmente froto el frasco de aceite antes de vertir un poco en la espalda de mi esposa, para que no lo sintiera frio, y luego se echo un poco en las manos y se las froto para calentarselas tambien, y le empezo a dar el masaje en cuello, espalda, espalda baja y un poco en los brazos, y yo me sente a lo pies de ella en el divan y empece a actuar, dandole pequeños tironcitos a su toalla, para que se empezaran a descubrir sus nalgotas. y el nacimiento de la raya de su culo, el joven volteo a verme con los ojos bien abiertos y le hice la señal de silencio con un dedo sobre mis labios, y entonces el siguio dando el masaje pero ahora acariciando toda la espalda y bajando un poco hasta tocar un poco y por momentos sus nalgotas, y mientras yo bajaba y bajaba, un poco mas la toalla, hasta que de plano ya no le cubria mas que los pies, y por los nervios de como iba reaccionar, no me percate hasta entonces, que ella lanzaba pequeños gemiditos y el muchacho lanzandose a fondo, ya bien excitado, empezo a apretarle las nalgas con las manos y dandole masaje con un dedo en su culote, mi esposa no pudiendo resistirse mas, se volteo boca arriba y entonces si el muchacho le faltaban manos para masajearle los pechos y darle dedo en su puchota, mi esposa viendome a los ojos le bajo los pantalones y sacandole la verga ya bien parada de la trusa le empezo a acariciar las bolas y la cabeza roja, al hacer esto cerro los ojos y con dos dedos del muchacho dentro de su vagina y con su mano cerrada aprisionando la verga del joven lanzo un grito, señal de que se estaba viniendo, al recuperarse empezo a chaquetear mas rapido la verga del muchacho y este no tardo en aventarle grandes chorros de leche, bañandole los pechos y el vientre.
Viendo todo esto, me di cuenta y no podia creer que sentia mi verga bien parada, tanto que me dolia, mi mujer tambien se dio cuenta, y bajandome los pantalones empezo a darme una mamada de campeonato, el joven nos veia y mientras se recuperaba yo puse a mi mujer de a perrito y me la empece a coger salvajemente y ella le volvia a acariciar la verga al muchacho y se la paro de nuevo y esta vez chaqueteandosela con sus chichotas tardo mas en venirse, y cuando ella sintio el chorro caliente de leche en sus pechos, tambien empezo a venirse de nuevo ensartada por mi y yo no pudiendo resistirme mas me vine dentro de ella, sacando la verga a media venida y terminando de echarle mis mocos en su culote. Los tres nos vinimos al mismo tiempo.
El muchacho se vistio se lavo y yo le pague por el servicio, y él se salio y yo cerre. todo esto que les cuento paso sin que ninguno dijera una sola palabra, puros gritos, gemidos y suspiros, con un acuerdo visual, no verbal entre los tres. Despues de descansar un poco nos metimos al vapor donde me la cogi de nuevo. Al salir de ahi cruzamos miradas con el joven, como prometiendole volver y el como prometiendo darnos el mismo servicio la proxima.

No quiero pedirle mucho a mi esposa, no quiero tensar mucho la cuerda para no reventarla, pero anhelo repetir esto, ver que otro le acaricia todo el cuerpo y que ella se viene acariciando otra verga, y quien sabe, a lo mejor la proxima se deja coger (ojala, crucen los dedos para que se me conceda)