DE VIRGEN A PUTA Y OTRA VEZ VIRGEN

TODO GRACIAS A MI TIO
Antes que nada voy a presentarme, mi nombre es Carolina, hoy tengo 29 años, soltera (a punto de casarme), soy Contadora y trabajo en una importante empresa.
Mis padres eran y son gente de una ciudad del interior y somos 5 hermanas mujeres siendo yo la menor.
Mi Historia comienza cuando tenía xx años y estaba a punto de terminar el secundario, me gustaba mucho estudiar y quería ir a la Universidad pero mis padres no podían costearla.

Mis dos hermanas mayores estaban mal casadas y las otras dos de día trabajaban como empleadas mal pagadas y de noche aumentaban sus ingresos “trabajando de putas”
Aquí entró a jugar mi tio Andres (que además era mi padrino) y les dijo a mis padres que me iba a pagar los estudios en la universidad.
Y un buen día en su camioneta (acompañada por mi madre) me llevó a Buenos Aires y quedé instalada en un pequeño pero lindo departamento de su propiedad que queda muy cerca de la Facultad de Ciencias Económicas y allí comencé a estudiar.
Cada dos o tres meses me visitaba mi tio acompañado con su esposa y me traían cosas.
Un día apareció mi tio solo y trajo entre otras cosas un TV y una Computadora “graciaas tiitoo querido” le dije “si no fuera por vos yo estaría en el pueblo sin futuro y espero poder pagarte algún día todo lo que hacés por mi” fueron mis palabras y lo abracé y lo besé hasta cansarme.
Mi tio me miró fijo a los ojos y me dijo “Carolina vos podes pagarme ahora” y yo inocentemente le pregunte “¿cómo tiitoo? decime como que yo lo haré” y entonces fue que mi tio me dijo que su esposa estaba enferma desde hacía ya varios meses y.. “si querés vos podés ser mi mujer y de esa manera me pagás”
¡ nada zonzo mi tío Andres!!!! porque voy a hacer una descripción física. Alta ya que mido 1.70 descalza, cabellos castaños con reflejos rojizos, ojos de “color raro” y un cuerpo si bien no exhuberante si muy bien dotado por la naturaleza con lindas piernas, un trasero firme y paradito, cintura delgada y dos lindas tetas.
¡ que dilema el que tenía !!! porque pensé que si le decía que no podía cortarme la ayuda así que me decidí y ese mismo día me convertí en “la hembra de mi tio”. Aparte de joven era inexperta ya que solo había tenido relaciones una sola vez con un novio en el pueblo y ¡fueron un desastre!
Pero mi tío (un hombre corpulento que tenía unos 40 años) sabía como hacerlo, así que me fue desnudando mientras me besaba apasionadamente y yo sentí que una humedad y un calorcito me inundaban la entrepierna.
Una vez totalmente desnuda me hizo desvestirlo a él y cuando le bajé los pantalones descubrí que no tenía calzoncillos porque una enorme verga apareció ante mis ojos. Lo de enorme me pareció en ese momento ya que la única que había visto en vivo era la de mi ex novio. La de mi tio me pareció hermosa con sus venas hinchadas y la cabezota de la que salía una gotita y creo que fue instinto de hembra lo que me hizo tomarla entre mis manos y darle un beso en la punta y chupar esa gotita.
Me paré y nos abrazamos…..nos tendimos sobre la cama y comenzó a besarme y acariciarme hasta que yo super excitada abrí mis piernas para recibirlo y el se subió arriba mio y me penetró….comenzamos a movernos al unísono y yo sentí mis primeros orgasmos hasta que en un momento mi tio gritó y noté que mis interiores se llenaban con su semen caliente.
Como fue la primera vez quedaron marcados todos los recuerdos de lo que hicimos esa vez. De como le chupé la vergota, de como él metió su cara entre mis piernas y con su lengua me arrancó otro orgasmo y esa noche durmió en mi cama y varias veces me hizo el amor.
Y desde ese día venía todos los meses y se quedaba dos días conmigo, me llevaba a cenar a restoranes caros y por las noches disfrutabamos de los placeres del sexo, hasta que un día experimentando poses yo estaba tipo perrita con su pija dentro de mi conchita cuando sentí que un dedo entraba en mi culo que nunca había sido usado, y despues sentí que eran dos dedos y yo me relajé porque sabía lo que iba a pasar… me relajé y mi tio sacó la pija de mi concha y la apoyo en mi ano y despacito la metió todita.
Hacía ya mas de un año que teníamos esas relaciones cuando tuvo un problema de salud y el pobre tio quedó impotente así que solo usaba sus dedos y su lengua para darme y darse placer. Pero la situación se complicó porque tuvo problemas económicos y un día me dijo que no iba a poder seguir pagando mis gastos “¿y ahora que hagooo tiito? me tendré que volver al pueblo” le dije pero él ya tenía pensada la solución porque me dijo que yo me podía pagar fácilmente mis gastos si recibía en el departamento a algunos amigos que él me mandaría desde el pueblo.
Y así fue que de la “hembra de mi tio” pasé a ser “estudiante universitaria en apuros que alquilaba su cuerpo para pagar los estudios”
Los años pasaron y al fin me recibí y comencé a buscar trabajo.
No tenía experiencia pero si muchas ganas de trabajar y me anoté en todas las consultoras y miraba todos los avisos buscando un trabajo y mandaba cartas y el CV, asisté a varias entrevistas sin resultados hasta que una mañana me llamaron de una consultora donde había dejado el CV para indicarme que me presentara en una empresa a una entrevista.
Esa vez me di cuenta que era una entrevista en serio porque fueron cinco personas (tres mujeres y dos hombres) los que sucesivamente me enrevistaban, me hacían preguntas y pruebas.
Despues me volvieron a llamar directamente y me entrevistó una psicóloga contratada por la empresa.
Y un buen día me llaman para la “entrevista definitiva” y fue con uno de los gerentes (un señor mayor muy agradable de melena canosa) quién luego de una extensa charla me dijo “vos sos la principal candidata a ocupar el cargo de asistente de la gerencia y ese cargo implica viajes al interior frecuentes así que tenés que estar disponible para eso sin problemas”, y yo le dije que si.
Comencé a trabajar un lunes y ya el jueves me avisan que el viernes llevara una maleta con ropa ya que iba a hacer mi primer viaje.
Y al día siguiente luego de preparar toda la documentación salimos en auto con el gerente canoso rumbo a Santa Fe y por la tarde lo asistí en dos reuniones con la mala noticia que las reuniones iban a continuar el sábado todo el día, asi que nos registramos en un hotel (en dos habitaciones separadas).
Cenamos juntos en el comedor del hotel y allí me preguntó si me gustaba el trabajo y si me interesaba ascender dentro de la empresa y por supuesto le dije que si, y ya me estaba dando cuenta de lo que iba a tener que hacer para ascender.
Y esa misma noche comenzó mi carrera dentro de la empresa en la cama del gerente que no era un gran amante con su pequeño y arrugado pene circuncidado (era judío) y yo era la primera vez que veia uno así.
Pasó un año y yo ya era sub gerente de administración cuando la empresa se vendió a un grupo inversor brasilero y al poco tiempo tuve que viajar a San Pablo a una reunión en la casa central de la empresa.
Me ofrecieron la Gerencia General dependiendo directamente del Director (un expectacular morocho de cuerpo atlético que me devoraba con los ojos) y yo pensé “y bueee ahora seré la hembra del Director”, pero nada de eso pasó y ese buen señor se comportaba decentemente hasta hace dos meses y un día me invitó a salir a cenar y me dijo “a la empresa no le gusta que sus empleados tengan relaciones de ningún tipo entre ellos, pero tu me gustas demasiado y me gustaría que fueras mi novia” y continuó diciendo….”me tomé el atrevimiento de hablar con un colega de otra empresa y está dispuesto a tomarte con el mismo sueldo y categoría”
Así fue que cambié de trabajo, ahora tengo novio oficial, nos casaremos en septiembre en San Pablo y lo “interesante del tema” es que mi novio me dijo “hasta que no estemos casados no tendremos relaciones porque soy muy religioso” así que tuve que gastarme unos pesos para que me hicieran una operación que me “revirgó” y en septiembre le podré ofrendar mi virginidad a mi esposo.

una cliente prospecto

Siempre he gustado de maduritas, y esta es una historia real al respecto, además es cierta.
Soy contador, 25 años, 1.70 metros, ojos verde, cabello castaño oscuro, no diría que soy muy atlético, pero entreno artes marciales; además del color de ojos, mi personalidad siempre fue algo atractiva para las mujeres sobretodo mayores; siempre me llamaron la atención las maduritas por la razón de que a diferencia de las chicas de mi edad saben bien que es lo que quieren y casi nunca se andan con rodeos, pareciera que se niegan, pero la verdad es que les gusta el morbo de ver que alguien las desea, o por lo menos eso me parece a mi y es lo que me ha pasado.

Mi historia no fue hace mucho, acababa de renunciar a mi puesto de gerente en un despacho contable en la ciudad de Puebla, para ser independiente, ya tenia una buena de cartera de clientes, incluida una tienda algo famosa en esta ciudad, dicha tienda esta ubicada en una plaza comercial, de aquí de puebla (no intenten ubicarla no es ni angelopolis ni dorada), mi trabajo consistía obvio en las labores contables como en las administrativas además de un extra que era controlar a los empleados, había aun algunos locales vacíos en esta plaza, que poco a poco se fueron llenando, uno de los últimos fue de una compañía de telefonía celular (ya saben uno de los distribuidores autorizados) la dueña resulto ser una mujer madura rondaba los 45 años de edad, muy atractiva, unos pechos perfectos, grandes redondos y parecían bastante firmes, cintura muy pequeña y unas nalgas bastante bonitas aunque algo chicas; mi primera impresión fue que esa era otra oportunidad de trabajo así que me presenté, le di mi tarjeta y algunos de mis datos curriculares.
Seguía trabajando para la tienda iba seguido a visitar a mi cliente pero siempre que pasaba por la tienda de telefonía celular veía a la bella mujer quien siempre me trato de maravilla. Un día recibí una llamada a mi celular era ella, me dijo que tenia una duda financiera que si era posible que le ayudara, por supuesto que no iba a dejar de ir, me cito un domingo, al principio fue raro y hasta tuve una fantasía de porque seria el domingo, pero inmediatamente supe que era algo lógico pues es el día en el que menos trabajo tenia (ella), y así fue, como de costumbre me saludo bastante bien y me dijo – contador que bueno que ha venido, tengo algunos problemas me gustaría que echara ojo de mi situación- claro que no estaba dispuesto a perder un cliente, así que acepte, me condujo a una “bodega” en la parte trasera de la tienda, pensé –esto se esta poniendo interesante- pero una vez mas me equivoque, me llevo allí para que pudiera trabajar a gusto, no había nada en ese cuarto mas que unos aparadores, equipos, una mesa y el baño, nos sentamos y me comento que ella era muy honesta, que primero debíamos hablar sobre mis honorarios, le dije que esta vez seria por mi cuenta (esto fue porque vestía como muchas de las maduras que saben que aun levantan suspiros, una blusa verde algo escotada que se adhería a su cuerpo mostrando sus hermosos senos, y una falda blanca que transparentaba y podías alcanzar a ver sus piernas y me daba tremendo agasajo) comencé a trabajar en sus situación y después de 15 minutos regreso para ofrecerme algo de beber y comenzamos a charlar dijo que era soltera, que nunca se había casado sin hijos, razón por la cual entendí tenia ese cuerpazo, me pregunto por mi, mi edad y gustos, se sorprendió cuando le dije 24 años, soltero, me pregunto extrañada que porque soltero, la razón es simple mucho trabajo, lo único que me inspiro fue que me dijo eres muy atractivo como para ser solterito, y además cualquier mujer estaría a gusto con un muchacho como yo; y así siguieron nuestros encuentros dominicales, hasta un día, que estando yo trabajando en la parte de atrás entro y sin decir nada paso al baño, no se si por la prisa o por el morbo de que la viera no cerro por completo la puerta, vi. a través del espejo como se bajaba su falda, y decidí que tal vez ese era el momento, en cuanto estaba por salir, se detuvo a lavar las manos fue cuando entre a preguntar tonterías, ella solo me miro por el espejo y pregunto -¿te gustan mas grandes que tu verdad?- me desarmo, pero ya lo había notado, comencé por abrazarla y restregar mi pene de 20 cms en su trasero, ella me dijo hay contador, no sea tan juguetón, eso me desconcertó un poco, pero al tiempo se volteo y me dijo primero lo primero, me beso calidamente al mismo tiempo que me decía –vaya hasta que se anima- eso me excito mucho y seguí besándole, conforme esto pasaba ella bajo su mano a mi erecto pene, lo cual fue la señal, abrazándola baje mi mano hasta su culo bello y aun firme me condujo de una manera muy sutil al escritorio en donde me pregunto si alguna vez había estado con una mujer mas grande, nunca lo había estado, siempre lo quise y tuve algunas oportunidades en el pasado pero nunca se consumaron, esta vez, ella llevaba las riendas, me sentó y se arrodillo para sacar mi herramienta de su estuche, la vio y dijo que bonita, muy bonita al mismo tiempo que la besaba y acariciaba, hasta que logre una erección enorme, en ese momento me vio sonrío y se la llevo a la boca, nadie lo había hecho así, algunas de mis novias lo habían hecho pero nunca con tanta experiencia, en cambio esta vez con magistral habilidad, sabia que hacer en donde besar, incluso cuando dar pequeños mordiscos, estaba que me sentía estallar en su boca y ella lo noto y me dijo –aun no, quiero que me des placer-, y siguió en su faena, después de un rato, se quito su blusa y descubrí esos bellos senos, wow, grandes redondos y firmes, era lo mejor que yo había visto en verdad hermosos, unos pequeños pezones rosados erectos, que me invitaban a besarles y así lo hice, se bajo poco a poco la falda y sus bragas, mientras acariciaba mi pene, ella se iba excitando poco a poco, hasta que me tomo las manos y me las llevo a sus sexo, al tocarlo estaba completamente mojado y ella decía házmelo hace tiempo que lo deseo hazlo y comencé a estimularla ella estaba casi incorporada y cuando finalmente lo hizo volteo mostrándome su culito, comencé a lamerlo, a comerlo, con cierta dulzura y morbo que a ella le fascinaba, y a mi mas, una y otra vez hice de sus sexo y su cola lo que quise después de un rato vino su primer orgasmo y se vacío en mi boca, dulce néctar, ella solo me decía que no parara que era el mejor sexo oral que había recibido, y en un momento de ironía y desconcentración de su parte dijo que cualquier mujer seria feliz con mi boca y lengua (cosa que después descubrí era verdad pero ya habrá mas historias), en ese momento poco a poco fue bajando hasta quedar sentada en mi pene, ella lo disfrutaba mucho yo de igual manera, cabalgaba de manera estupenda sabia que hacer para estimularme y al mismo tiempo estimularse, subía y bajaba con gran fuerza al tiempo que yo besaba y acariciaba sus hermosos pechos y ella comenzó a estimular su clítoris, decidí que era tiempo de que debía tomar el control y la gire dejándola recargada al escritorio y dejándole ir mi pene ella gemía y gemía con expresiones de placer, sentía como en esa posición podía penetrarle mas profundo y ella misma lo sintió igual, me dijo aun no termines y hazlo mas fuerte, yo seguí metiendo y sacando con fuerza hasta que no podía mas, ella lo noto y dijo – dámelo todo, quiero toda tu lechita caliente dámela toda- de un momento a otro termine ella casi al unísono, pero un poco retardado ya que se excito demasiado al sentir mi movimiento mas lento por la eminente eyaculacion. Finalmente me dijo, eres maravilloso haciendo esto, además de ser mi contador serás mi medicinita dominical, termino por acariciar mi pene que aun estaba palpitante y humedecido, le dio un beso se vistió entro al baño a lavarse para salir a darme un tremendo beso diciendo te espero cuando quieras.

Aun la veo, es mi cliente y cada que nos sentimos deseosos lo hacemos en la bodega.
Y solo puedo decir que me fascinan las maduritas.

Sexo Anal en la oficina

Estabas con una falda corta de color café, que hacían ver más lindas tus piernas, con unos zapatos con tacones con los que te veias mas exitante…

ha pasado tiempo desde que nos encontramos por ultima vez, pero se dio la ocasion de encontrarnos en la oficina, de nuevo solos, porque ya todos se fueron. ahora andabas con una falda corta de tono cafe, que hacia ver mas lindas y suaves tus piernas, ademas tenias unos zapatos con tacon alto que te hacian ver mas alta y apasionada, arriba con una polera que dejaba ver tus sostenes. estabas ordenando la sala de espera y yo pase por eso lados, nos saludamos totalmente exitados, porque ya sabiamos que no habia nadie y que podiamos hacer lo que ya abiamos hecho. me acerque pero te arrancaste, me dijiste que no querias, pero tu respiracion decia otra cosa, te tome con fuerza por detras y altiro supe que querias que te tocara el trasero, porque lo paraste y doblaste tu espalda para atras. te di vuela y tome con fuerza y te subiste a mi cintura abrazandome con las piernas, te saque el sosten pero sin sacarte la polera, se veian tus pezones ardientes y mas grandes que la ultima vez, te los bese por encima de la polera y te los mordi, también te tome el trasero y corri los calzones, lentamente te busque tu ano y te meti mi dedo medio, sentia como latia de exitacion, lentamente te meti el dedo, tu te negabas y al mismo tiempo querias mas. te tocaba las piernas y los zapatos. te baje y te di vuelta, te subi tu falda y comence a besarte las nalgas, tu abrias las piernas y te apoyabas en la pared, tranquilamente lleve mi boca a tu ano y te lo empece a besar, te meti la lengua y tu me tomabas la cabeza y gemias de pasion. mi lengua solo entraba un poco en tu ano. me pare sin dejarte que te movieras y saque mi pene, duro y grande, te meti mis dedos en tu boca y tu me los chupaste, me lleve esa saliba a mi pene para lubricarlo, y con una mano te separe las nalgas y puse mi pene en la entrada de tu ano, eso es lo que querias, no te movias y te tocabas las tetas, te afirme de los muslos y comence a metertelo por atras, primero la cabeza y lentamente fui entrando, te gustaba y te quejabas entre dolor y placer, no me decias nada, te quedabas ahi para que yo hiciera lo que quisiera, al final te entro todo y tu te enderesaste y pusiste tus tetas en la pared y me apretaste contra mi, empece a entrar y salir lentamente, te gustaba mucho y decias que querias que te lo metieran por delante que sentias que tu vagina estaba vacia, y que tambien lo querias chupar, todo al mismo tiempo, estabas muy caliente, entonces te meti mis dedos y te tocaba el clitoris, estabas totalmente caliente, con una mano te tocaba el clitoris y con la otra pasaba de tu boca a tus pezones y entraba y salia lentamente. miraste para atras y viste una silla, me fuiste empujando para atras hasta que yo quede sentado en esa silla junto a ti, sin separarnos ni un segundo, te apretaste y empesaste a subir y tomarme el pene con una mano para que no se saliera, cuando estaba casi todo afuera te dejaste caer encima, senti el placer mas entero que nunca habia sentido, y tu te quejabas de placer, asi lo hiciste cuatro veces, hasta que la ultima vez fue tan fuerte que se salio. me decias nuevamente que estabas caliente que te gustaria estar con mas hombres para estar completamente penetrada. ninguno habia acabado, estabamos muy calientes, me besaste me pasaste la mano por el pene y te subiste arriba una vez, te saliste y empesaste a chuparmelo, te subias la falda y te tocabas las nalgas, apretandote con el calzon, chupabas mas rico que la ultima vez, me masturbabas en tu boca, te dije que iba a acabar y seguias con mas ganas, te lo metiste todo en la boca me lo mordiste donde empieza el pene y yo acabe en tu boca con un grito de placer pero, tu seguiste haciendo que se volviera a parar y ponerse duro, te pusiste de guata en el sillon parando tu trasero y separando las piernas, te empesaste a tocar el clitoris estabamos a dos metros, yo te miraba y tu seguias masturbandote, no aguante mas y te fui a buscar, te pase mi pene por tus nalgas y tu espalda, te lo pase por las piernas y tus zapatos, , me tomaste de la cintura y me diste vuelta, tu sentada y yo de pie, de pronto empese a sentir que me tocabas las nalgas y metias un dedo en mi ano, nunca me habian echo eso, pero estaba rico, de pronto me mordiste y me metiste la lengua, estaba mas rico, al mismo tiempo me tomabas el pene por delante, me diste vuelta y tu abriste un monton las piernas me agarraste el pene y apuntaste a tu vagina. pusiste tus piernas en mis hombros y me pediste que te lo metiera con fuerza, tomaste mi mano y et la llevaste al ano, te meti un dedo y empezamos como habia acabado dure mas y tu tuviste tres orgasmos, pero no querias que saliera dentro tuyo, me apretabas con tu vagina y me pediste que te hiciera sexo oral, te lo hice volviste a acabar, me sente y tu te sentaste arriba mio para descansar y darme un beso con lengua.

EN EL BAÑO DE VAPOR

SIEMPRE HABIA DESEADO VER A OTRO HOMBRE ACARICIAR EL CUERPO DE MI MUJER Y OIRLA EXCITARSE Y HASTA PAGUE POR ELLO.

Tiempo antes de que mi esposa Sonia aceptara realizar muchas de nuestras fantasias, yo me desvivia por propiciar situaciones en donde ella se pudiera mostrar o incluso algo mas.

pero su recato frustraba mis intentos. hasta que en una ocasión la invite despues de hacer ejercicio a que fueramos a unos baños de vapor, por mi mente no cruzaba ninguna otra intención, todo era normal, llegamos y al estacionar el auto el valet parking abrio tremendos ojos al ver bajar a mi esposa que a sus 48 es poseedora de tremendo culote, unas chichotas enormes y por delante se le dibuja un panochon exquisito. y como veniamos de hacer ejercicio traia una playera ajustada y unos shorts cortos y ajustados tambien, imaginense.eso me puso alerta.

Subimos, pagamos y le dimos los tickets al joven que nos señalo en que vapor nos tocaba, y mientras el caminaba detras de nosotros, nos venia ofreciendo masajes, yo pense que me lo ofrecia a mi y respondi que no, pero al voltear a verlo, y ver su mirada fija en el culote de mi esposa, pense para mi que cuan equivocado e ingenuo estaba.

Entro al vapor coloco el servicio de toallas en el divan que hay en cada vapor y se retiro, no sin antes observar de nuevo a mi esposa de pies a cabeza y decirnos que si se nos ofrecia algo tocaramos el timbre. Al salir él, cerré y le dije a mi esposa que si se le ofrecía un masaje y respondio que no, pero insisti y le dije que no habia nada de malo, que ella estaria cubierta con una toalla y que yo estaria ahi presente. ella volteo a mirarme directamente a los ojos y contesto “pues a decir verdad, si, pero que mas traes en mente” y yo le conteste que nada pero que si se daba algo mas, ¿aceptas?
ella dijo que si, solo si el joven le agradaba y que si ella no queria llegar muy lejos me haria una señal para que yo interrumpiera la situacion. asi que acepte sumamente excitado y prepare todo, toque el timbre y cuando el joven llego mi esposa hizo un gesto de que le agradaba y el dijo que iba por los aceites, mientras la desnude dandole pequeñas mamaditas a sus pezones, a su culo y a su panochota, para despertar un poco sus sentidos, y luego se tendio boca abajo en el divan. y le cubri con una toalla doblada a partir de la cintura para abajo y justo en ese momento llego el joven.

El, muy profesionalmente froto el frasco de aceite antes de vertir un poco en la espalda de mi esposa, para que no lo sintiera frio, y luego se echo un poco en las manos y se las froto para calentarselas tambien, y le empezo a dar el masaje en cuello, espalda, espalda baja y un poco en los brazos, y yo me sente a lo pies de ella en el divan y empece a actuar, dandole pequeños tironcitos a su toalla, para que se empezaran a descubrir sus nalgotas. y el nacimiento de la raya de su culo, el joven volteo a verme con los ojos bien abiertos y le hice la señal de silencio con un dedo sobre mis labios, y entonces el siguio dando el masaje pero ahora acariciando toda la espalda y bajando un poco hasta tocar un poco y por momentos sus nalgotas, y mientras yo bajaba y bajaba, un poco mas la toalla, hasta que de plano ya no le cubria mas que los pies, y por los nervios de como iba reaccionar, no me percate hasta entonces, que ella lanzaba pequeños gemiditos y el muchacho lanzandose a fondo, ya bien excitado, empezo a apretarle las nalgas con las manos y dandole masaje con un dedo en su culote, mi esposa no pudiendo resistirse mas, se volteo boca arriba y entonces si el muchacho le faltaban manos para masajearle los pechos y darle dedo en su puchota, mi esposa viendome a los ojos le bajo los pantalones y sacandole la verga ya bien parada de la trusa le empezo a acariciar las bolas y la cabeza roja, al hacer esto cerro los ojos y con dos dedos del muchacho dentro de su vagina y con su mano cerrada aprisionando la verga del joven lanzo un grito, señal de que se estaba viniendo, al recuperarse empezo a chaquetear mas rapido la verga del muchacho y este no tardo en aventarle grandes chorros de leche, bañandole los pechos y el vientre.
Viendo todo esto, me di cuenta y no podia creer que sentia mi verga bien parada, tanto que me dolia, mi mujer tambien se dio cuenta, y bajandome los pantalones empezo a darme una mamada de campeonato, el joven nos veia y mientras se recuperaba yo puse a mi mujer de a perrito y me la empece a coger salvajemente y ella le volvia a acariciar la verga al muchacho y se la paro de nuevo y esta vez chaqueteandosela con sus chichotas tardo mas en venirse, y cuando ella sintio el chorro caliente de leche en sus pechos, tambien empezo a venirse de nuevo ensartada por mi y yo no pudiendo resistirme mas me vine dentro de ella, sacando la verga a media venida y terminando de echarle mis mocos en su culote. Los tres nos vinimos al mismo tiempo.
El muchacho se vistio se lavo y yo le pague por el servicio, y él se salio y yo cerre. todo esto que les cuento paso sin que ninguno dijera una sola palabra, puros gritos, gemidos y suspiros, con un acuerdo visual, no verbal entre los tres. Despues de descansar un poco nos metimos al vapor donde me la cogi de nuevo. Al salir de ahi cruzamos miradas con el joven, como prometiendole volver y el como prometiendo darnos el mismo servicio la proxima.

No quiero pedirle mucho a mi esposa, no quiero tensar mucho la cuerda para no reventarla, pero anhelo repetir esto, ver que otro le acaricia todo el cuerpo y que ella se viene acariciando otra verga, y quien sabe, a lo mejor la proxima se deja coger (ojala, crucen los dedos para que se me conceda)

Un delicioso Ladron

Aquella noche en que mi esposo dormia, jamas imagine que que al bajar a la cocina, me iba a llegar esa gran sorpresa, encontrando a un desconocido que me iba a dar la cogida mas rica de mi vida

Soy Una mujer de 38 años, Morena, muy Candente, Esa Noche después de trabajar mi Esposo y Yo Nos recostamos viendo una Película y nos quedamos dormidos, así vestidos como veníamos del trabajo…Hacia mucho calor…como a las 03:00 hrs. Me desperté Sudando, decidí Levantarme para Bajar a la Cocina a Tomar un Poco de agua… Sin imaginarme siquiera lo que me esperaba, todo estaba oscuro, iba a prender la luz de la cocina cuando Sentí que me sujetaban fuertemente por detrás y una mano me tapaba la boca, yo forcejeaba e intentaba gritar, Escuche su voz que me ordenaba:
– Cálmate y no grites porque sin no te va a ir muy mal.…
para mi sorpresa comencé a sentir como una de sus manos presionaba mi seno, mientras apretaba su cuerpo contra el mío…podía sentir su Pene grande y duro muy pegado a mis nalgas…su pene trataba de meterse entre mis nalgas por encima de la falda…mientras su mano se metió debajo de mi blusa y me arranco el brazier de un tirón…y su mano masajeaba mi pecho…mientras sentía su respiración agitada en mi oído…sus labios besaban mis mejillas y metía su lengua en mi oído, no pude evitar excitarme ante tales caricias…pero seguía forcejeando y tratando de gritar para guardar las apariencias…y sobre todo porque al moverme mas, sentía mas rico ese gran trozo de carne en mis nalgas…su mano se metió debajo de mi falda…y hábilmente debajo de mi pantie…llegando a mi conchita…que para entonces estaba muy mojada…el se dio cuenta enseguida de que estaba mojada y excitada y me dijo…
– ”voy a quitar la mano de tu boca…si gritas te va a ir muy mal”…
sus dedos se introducían hábilmente en mi conchita…y acariciaba mi sexo con toda su mano..mmmmmm yo estaba extasiada…sus labios bajaron por mi cuello , mis hombros…y llegaron a mis senos…los succiono…los chupo..mmm que delicia..mientras sus manos debajo de mi pantie acariciaban mis nalgas…apretándolas. mmmm….sus labios continuaban succionando…besando…mordiendo mis senos…delicioso….me tomo de las nalgas cargándome mientras no dejaba de succiona mis pezones…me llevo a la mesa…me recostó boca arriba con la cabeza en la orilla de la mesa, colgando hacia abajo…yo no alcanzaba a articular palabra del asombro y la excitación…puso su pene en mi mejilla y me Ordeno:
– “Chupalo”…
yo me negué, le dije que no lo haría, pero antes de que me diera cuenta me tapo la nariz y al no poder jalar aire tuve que abrir la boca para respirar y me metió su pene…al mismo tiempo que se abalanzaba a mi conchita…aaaaaahhh…yo quería sacarme ese pene de la boca, pero no podía moverme por el peso de el sobre de mi…y por la excitación de sentir su lengua hurgando en mi conchita deliciosamente..mmmm que delicia… tuve mi primer orgasmo… me vine al sentir esa lengua deliciosa…yo me acostumbre a ese gran trozo de carne en mi boca…lo comencé a besar…estaba tan excitada me olvide hasta de que mi esposo Estaba en el cuarto de arriba durmiendo placidamente…mmmmm…estuvimos largamente haciendo un 69 delicioso…hasta que se vino en mi boca…con un largo suspiro se estremeció…aaaaaaahhhhh…su leche inundo mi boca y escurrió por mi cuello. De pronto se paro y me tomo por la cintura… me ordeno que me parara en la orilla de la mesa…me tomo una de mis piernas y la subió a su hombro…mientras con la otra yo me apoyaba en el suelo…y me recostaba de lado en la mesa…me metió su verga de un solo movimiento hasta el fondo.mmmm aaaaaaa…que delicioso…sus manos tomaban mis senos…los apretaban mientras me jalaba…mmm …con cada embestida yo me separaba del suelo…que rico ..mmmm…sus bolas rebotaban con fuerza en mi concha….deliciosoooooo…el prácticamente me cargaba…nos movíamos al mismo ritmo..m delicioso…que sensación tan rica sentir esa verga entrar y salir de mi concha…aaaahhh…tuve un segundo orgasmo delicioso … me recostó en la mesa, colocando mi abdomen en la mesa y con mis pies en el suelo…desde atrás de mi me ensarto su verga en mi conchaaaaa….calienteeee…mmmm que ricoooooooo…
Nos movíamos más y más fuerte..mas y maaaaaaaas.. . Aquel hombre me cargaba literalmente tomándome de mis caderas…mientras me ensartaba su verga grande…que apenas cabía en mi concha..mmmmmm …no podía evitar gemir ante aquellas envestidaaaas…mmmmmm que delicioso sus bolaas rebotaban en mi conchita rico….sus manos tomaban mis cabellos y me jalaba maaaaaaaas.mmmmmmmm que ricura…me estaba cabalgando ricooooooooooooo…nos movíamos mas y mas fuerte….deliciosooooooo…rico..mmmmmm…no Podía creer que aquel extraño estuviera cogiendome salvajemente y que yo estuviera sintiendo tanto placer… quería gritar, pero me acorde de que mi esposo estaba en el cuarto de arriba y me aguante…pero gemía de placer… los dos tuvimos otro orgasmo.mmmmmm que deliciaaaaaaaaaa…yo casi me desmayo del placer….me quede muy quieta después del orgasmo…mmm deliciosamente relajada…pensando que todo había terminado…pero el me jalo hacia el …al tiempo que decía:
– Eres Una mujer muy rica y caliente”…
se sentó en la silla y me dijo que me montara encima de el…yo obedecí aun mareada por tanto placer…mmmmm…
– si le dije.. has de mi lo que quieras…
para mi asombro su pene estaba durooo…me lo fue metiendo poco a poco…y sus manos tomaron mis nalgas…las apretaba…mientras me jalaba mas y mas fuerte.mmmmmmm,…sus labios besaban mis senos..los chupaba…los mordía..mmmmm delicioso…mientras me la ensartaba toda…deliciosamente…mmm sus manos apretaban mas y mas mis nalgas …yo me movía al mismo ritmo…nuestros cuerpos sudaban…mmmmm
Le decía…
– siiiiiiiiiiii papiaaaaaaaaa….asiiiiiiii metemelo todo….ricooooooooo
– .aaaaaaahhhhhhh….que rica estaaaas…no pensé que fueras tan deliciosaaaaaaaaaa… tienes una conchita sensacionaaaaaaaaaalll…
– mmmmmmm…que rico…siento tu vergaaaaa bien ensartada…mmmmmm …sigueeeeeeeeee.
Yo me levantaba hasta que su cabeza quedaba en la entrada de mi concha y luego me dejaba caer hasta el fondo mmmmmmmm que delicioso…el se estremeció y gritoooooo de placer…mientras se veniaaaaa…mmmmm…sentí su leche calientee en mi conchitaaaa…pero me seguí moviendo…no deje que parara…me la seguía enterrando hasta el fondo…prácticamente me lo estaba cogiendo yo a el…mientras le restregaba mis senos en su boca…me movía…mas y mas fuerte encima de el…el sentía como mis nalgas rebotaban con fuerza encima de el…y me decía..
– mmmmmmm Mamitaaaaaaaaa rica…que deliciosaaaaaaaa… estaaaaaaaaaaaas…mmmmmm…que delicioso…
sus labios succionaban mis senos con fuerza…los chupaba…los mordía…mientras sus manos apretaban con fuerza mis nalgaaaaaaaas…yo estaba a punto de desmayarme de placer…le dije…
– yaaaaaaaaa…yaaaaaaaaaaaaa….me vengooooooooooooooo…aaaaaaaahhhhhhhhhh…
y el al mismo tiempo se estremecía y me decía.
– mmmmmmmmmmmmmm siiiiiiiiiiiiiiiiiiii….ricooooooooooo…yo tambieeeeeeeeeeeeen… me vengoooooooooooooo…mmmmmmm..nos quedamos abrazados varios minutos…mientras nos recuperábamos del éxtasis…aaaaaahhh…que sensación tan placentera…
El se paro… se puso su ropa… y me dijo que se iría y que se llevaría algunas cosas…yo le dije…después de esto puedes llevarte lo que quieras, cierras la puerta…no se vaya a meter un Ladrón con malas intenciones…y reí picaramente…me fui a dar un baño y me acosté…al otro día me levantaron los gritos de mi Marido…Amanda…Amanda, levántate que nos han robado…y tu sigues durmiendo…yo sonreí medio adormilada aun…dándome cuenta de que no había sido un sueño…sentía que me ardían las nalgas de tantos apretones deliciosos y mi conchita estaba hinchada de tanto placer…

Si eres mujer y deseas imaginar una experiencia como esta comunícate
Y podremos imaginarlo juntos
Me llamo Luís Alberto.
(albert255@hotmail.com)

En la playa con mi hermana

Caro, tiene una cinturita que cualquier modelo envidiaría, …unas nalgas bien paraditas y redondas que wow, una cara preciosísima, en fin un monumento de mujer.

Mi nombre es Roberto ahora tengo 25 años, soy de una ciudad al norte de México y ésta es mi historia de cuando tenía 21 años y mi hermana Carolina (Caro) tenía 19, aún vivimos con nuestra madre que tiene 46 años y ambas lucen unos cuerpazos que volverían loco a cualquier hombre, incluyéndome a mi, ya que acuden regularmente al gimnasio y se cuidan mucho…

Esta vez sólo les comentaré de Caro, tiene una cinturita que cualquier modelo envidiaría, es delgada pero no flaca, unos senos firmes y redondos, le calculo que son 34B, es alta mide 1.76 mts. Cabello castaño, unas nalgas bien paraditas y redondas que wow, una cara preciosísima, en fin un monumento de mujer; también tengo otra hermana mayor que yo por dos años pero no vive con nosotros y aparte tiene un carácter que no es compatible con el resto de la familia, se casó y se fue a vivir fuera de la ciudad, mi madre se embarazó de ella cuando tenía 19 o sea fue una madre muy joven que se casó con mi padre y a pesar de su juventud fueron muy felices hasta que mi papá murió en un terrible accidente automovilístico hace 5 años; pero no viene al caso hablar ni de eso ni de mi hermana mayor. Con quien sí tengo un vínculo muy especial es con Caro, nos llevamos de maravilla desde que una vez evité que un tipejo le hiciera daño, desde entonces me ve como un héroe y me adora y yo a ella. Trabajo en una línea aérea y por mi esfuerzo me gané un viaje con todos los gastos pagados a Cancún para dos personas durante un fin de semana; y como Caro en esos días había hecho mucho esfuerzo en la universidad, porque debo decirles que es muy estudiosa, opté por invitarla al viaje lo cual me agradeció muy bien en ese momento y me “agradecería mejor” durante el viaje.
El vuelo salió un viernes temprano, llegamos a Cancún y el clima era perfecto, llegamos al hotel a registrarnos, le jugamos una broma a la recepcionista diciéndole que éramos pareja de recién casados que íbamos a nuestra luna de miel, llegamos abrazados y casi nos besamos en la boca, nos dieron una habitación la cual tenía una cama tamaño king size, ella al principio como que no le agradó mucho pero luego ya no dijo nada, como era una bella mañana decidimos ir a la playa a tomar sol y uno que otro trago, no muchos porque los dos no bebemos demasiado, yo me puse mi traje de baño que era el clásico de tipo pantaloncillo corto, ella entró al baño y cuando salió me quedé con el ojo cuadrado y la boca abierta, ya que usaba un bikini el cual dejaba ver una preciosísima figura, tenía unas curvas que eran para marearse de la emoción, yo sabía que tenía un cuerpazo pero como nunca la había visto en bikini ni en ropa interior, me quedé perplejo; le dije que me iba a poner celoso porque iba a atraer todas las miradas y ella solo se rió. Estuvimos en la playa un rato, me pidió que le pusiera bloqueador y al tocar su hermoso cuerpo sentí que mi pene se ponía rígido, como pude trate que no se me notara, decidimos regresarnos a la habitación dispuestos a descansar un rato y salir a comer y por la noche iríamos a un antro a bailar; nos bañamos, nos acostamos en la cama, estuvimos platicando y planeando la parranda que realizaríamos y nos quedamos dormimos uno al lado del otro; total nos levantamos un rato después fuimos a comer y cuando ya era tiempo nos vestimos para irnos, yo me puse unos jeans y camisa floreada para andar a la moda de la playa, ella volvió a entrar al baño y salió luciendo una diminuta minifalda y un top ajustado a su cuerpo con unos zapatos de tacón que hacían que sus nalgas ya de por sí muy hermosas, le lucieran mucho mas, de nuevo me quedé con ojos saltones.
Llegamos al antro y de broma le dije que no me fuera a dejar solo cuando algún galán la sacara a bailar, se me quedó viendo muy seria y me contestó: yo no te voy a dejar solo, vine contigo y me iré contigo, a tu lado me siento protegida y querida y sólo contigo quiero estar, pues bailamos y nos la pasamos de lo mejor, regresamos al hotel y en la recámara le comenté a mi hermana que yo tengo la costumbre de dormir solo en interiores y para mi sorpresa ella me comentó lo mismo; me paré en la terraza del cuarto observando el paisaje nocturno del mar de Cancún que era verdaderamente hermoso y pensando en mi hermana que era una reina de belleza, ella se acercó a mi y me abrazo también observando el panorama, nos quedamos así un rato hasta que ella me dijo ¿te puedo hacer una pregunta? Claro y de pronto soltó: ¿es cierto que a los hombres le da mucho placer cuando una mujer les hace sexo oral? Me quedé helado con la pregunta y le respondí que quién le había dicho eso, me respondió que unas compañeras de la universidad estaban comentando sus aventuras amorosas y que ella solo escuchaba porque no tenía nada que contar, le dije que sí, que era muy rico cuando una mujer ponía el pene en su boca, luego ella me dijo que quería tener que contarles a sus amigas alguna aventura aunque no pudiera decir con quien la tuvo, le dije que que tenía en mente y de pronto ella acarició mi verga por encima del pantalón, eso me sorprendió pero a la vez me calentó demasiado y me dijo que quería probar mi pene, en ese momento mi verga cobró rápidamente vida, empezó a erguirse y se me notaba a través del pantalón, le pregunté que si estaba segura porque desde que llegamos al hotel he tenido ganas de hacerle el amor, me dijo que sí, que quería que la hiciera mi mujer, nos besamos, nuestro primer beso fue tierno que pronto se convirtieron en unos besos de mucha pasión y lujuria; ella me quitó la camisa y me fue bajando el pantalón por lo que me quedé en unos boxers que me quedaban ajustados al cuerpo, yo le quité el top y la desabroché la falda quedándose en un brassiere que apenas el alcanzaba a cubrir los pezones de esos impresionantes senos y con una tanguita de hilo dental que dejaba ver ese grandioso trasero, mi verga palpitaba y se movía dentro del boxer ella lo notó y metió su mano en mi boxer sacando la verga que estaba totalmente erecta, seguíamos besándonos y gozando de nuestros cuerpos yo metí mi mano en su tanga sintiendo la humedad de su vagina, ella se estremeció al sentir una mano por primera vez en su vagina, le acariciaba sus hermosos pechos y le baje el brassiere mamándole unos pezones que sabían delicioso, me fui bajando mas hasta quedar de rodillas frente a ella, le bajaba la tanga a la vez que le besaba su vientre, de pronto me quede frente a un hermoso triángulo jamás explorado por persona alguna y le empecé a dar una mamada en su panocha, ella temblaba de pasión, yo sentía como se mezclaba mi saliva con sus jugos que emanaban de su rica raja, me levanté y la lleve a la cama ahí le seguí dando lengüita separándole sus piernas, ella gemía de placer y decía que no parara, así lo hice y logré que tuviera su primer orgasmo, ella gritaba y se estremecía, fui subiendo por su cuerpo besándolo y explorándolo, le besé el cuello y nuestras bocas se volvieron a encontrar, yo me quite de encima de ella me acosté a su lado, ella se levantó, me quitó el boxer tomó mi pene con su mano y fue acercando su boca, primero saco su lengua y le dio unas lamidas como si fuera una paleta, luego fue metiéndose poco a poco la verga en su boca, y a pesar de que se notaba un poco la inexperiencia de ella, yo me sentía con un enorme placer al sentir que mi propia hermana me estuviera dando unas mamadas en mi verga, me sentía en las nubes al disfrutar de la boca de Caro, poco a poco fue haciéndolo mejor al grado de que se metía la verga en la boca todo lo que podía, casi lograba que me viniera. Le pedí que se levantara porque tenía enormes ganas de darle un tremendo cogidón, de insertarle mi verga en su panochita virgen, probamos la posición del misionero y le fui metiendo la verga poco a poco hasta que quedo completamente dentro de ella, que soltó un pequeño grito de placer, me encantó desvirgar a mi hermana, se la metía y sacaba, ella clavaba sus uñas en mi espalda, le levanté las piernas poniéndomelas en los hombros y así la embestí unos minutos, cambiamos a la posición de perrito, ahí se la metí de una sola vez provocando que ella lanzara un grito mas fuerte, así me la estaba cogiendo, ella apretaba las sábanas con las manos, estábamos disfrutando mucho esa relación prohibida, probamos varias posiciones, ella gritaba que estaba teniendo otro orgasmo hasta que ya no pude mas y le pedí que me la volviera a mamar y en eso estaba cuando le solté toda mi leche dentro de su boca, se la llené hasta que se le salía por los lados, se tragó una parte y la otra la escupió en sus senos yo con mi mano se los embarré por todo su pecho y nos volvimos a besar, nos quedamos abrazados y nos dormimos.
El resto del viaje lo disfrutamos como pareja y desde esa vez a la fecha nos hemos convertidos en amantes. Ojala les haya gustado esta historia y perdonen si me extendí, pero tenía la necesidad de contárselas a ustedes como detalles. También quiero contarles mi historia con mi madre pero eso será en otra ocasión.

Mi jefa

Mi jefa resulto ser una bomba sexual insaciable!!

Hola les cuento la historia mia de cuando trabajaba en un negocio de venta de producctos de limpieza.
Un amigo me dice un dia si queria trabajar con el en el negocio de la madre, yo no tenia trabajo estable y acepte, a lo primero la madre de mi amigo, mi jefa, siempre me trato con distancia. esta mujer tiene una figura aceptable, buenos pechos buena cola, esta en 8 puntos.

Un dia el hijo no viene a trabajar por que tenia un viaje de un par de dias a Buenos aires, me quede solo con la madre, ella es separada!! Tuvimos un dia tranquilo y de mucha charla entre los dos, pero charla normal de empleado patron.
Al terminar el dia me dice si no queria pasar a la casa a tomar una cerveza, hacia calor ese dia, yo lo dije que si y pasamos a su casa.
Yo soy tomador de cerveza y me banco tomar mucho, pero esta mujer despues de la segunda botella empezo con la risa, no paraba de reir y hacer bromas. cuando la vi que ya teniemos mucha confianza le pregunte si me podia sacar la remera por que tenia calor, a lo que ella me contesto yo te ayudo. al sacarme la remera me roso el pecho con sus manos, y e ese instante ella suspiro y me confeso que hacia mucho que no tenia relaciones con alguien. yo ya estaba muy caliente, y le dije si la podia besar. y hay empezo todo, en segundos mas estabamos en su cama desnudos los dos, disfrutando nuestros cuerpos, me quede toda la noche en la casa ya que el hijo no estaba. cogimos toda la noche, nos banamos juntos, y hasta le practique sexo anal, el cual me confeso que su cola era virgen!!! desde ese dia regularmente nos vamos a un motel a matarnos en la cama!!! la veterana es insasiable!!!

La señora que hace café

Los cafés de la empresa los sirve una señora de unos 45 años, es sumamente flaca y bajita, como
De 1.55mts, su color de piel es a canelado, pelo corto, cubriendo parte de su oreja, tiene un rostro agudo, boca chica al igual que sus ojos, como ven, no llama la atención para nada, pero a mi que me fascinan las mujeres, hay algo en ella que atrae, no se que es pero atrae, siempre esta de falda alta, mostrando sus rodillas y sus muslos, sus piernas son flacas pero se ven fuertes y suaves,
Usa tacos, creo que por ahí va la cosa, siempre que me sirve un café me coquetea, suficiente para pensar que me la puedo agarrar,

Un buen día , hubo directorio y ella se quedó para atender el café a los directores, yo me quedé por que tenía trabajo que hacer, pues ya todos se habían ido y yo tenía para un rato más, una de las cosas que tenía que hacer era desconectar los equipos del directorio y ponerlos en su sitio, estaba haciendo eso, cuando ella entró a recoger las tasas, me miró y se sonrilló, yo la miré con cara de pícaro poniendo mi mirada en sus piernas, no hay nada que decir, todo estaba claro en las miradas, ella quería y yo también, me agaché y empezé acariciar sus hermosas piernas, suavemente, mis manos se deslizaban , las besaba, ella sonreía, luego le bajé el calzón le empezé acariciar y a besasr suavemente la vagina, ella me acariciaba el pelo, empeze a lamer más intensamente, poco a poco ella iba abriendo las piernas y empezaba a mover su cintura, era señal de que se estaba exitando, justamente, se empezaba a humedecer, mientras que a mi se me empezaba a endurecer el pene, cuando sentí que estaba suficientemente húmeda, la senté al filo de la mesa, abriéndole las piernas, le desabotoné las blusa y le descrubrí los pechos, al que se los lamí con suma intensidad, ella cogía mi cabeza, entonces la penetré con fuerza, dio un profundo suspiro, acompañado de un gemido de placer, luego empezé a darle ritmo a la penetración, ella gozaba, movía la cabeza de un lado a otro, yo seguía lamiendo sus pechos, después de un rato, le dí media vuelta y la penetré por el diminuto agujero de su ano, entraba despacio con dificultad, ella gritaba de placer, me exitaba, siii, poco a poco le di ritmo a la penetración, ella se movia con gran placer, disfrutaba, gozaba, después de un buen rato retiré mi pene de ahí, ella se agacho y empezó a lamerlo con pasión , lo lamía, me acariciaba los huevos, los besaba, succionaba con gran placer, hasta que la bombardie de semen, ella se deleitó saboreándolo, ella se paró y le dí un intenso abazo, pegando su cuerpo al mio, nos besabamos con nuestros cuerpos pegados, poco a poco mi pene endurecía nuevamente, sentía su vagina chocar con mi endurecido pene, la lleve a la pared y la volví a penetrar, con fuerza , pasión e intensidad, ella me abrazaba la espalda, me agarraba con firmeza las nalgas, y después de un rato de penetración y chupadas de senos, la bombarié de esperma, Ahhhhhhh fue lo que pudimos decir, Ahhhhhhhhh.

DESVIRGADA POR DOS NEGROS

COMO PERDI LA VIRGINIDAD CON DOS NEGROS DE TRANCAS ENORMES QUE HICIERON CONMIGO LO QUE QUISIERON.

Hola a todos mi nombre es Ana Karen y este es mi primer relato, en el cual les voy a relatar como perdí mi virginidad hace 20 días; empezaré por contarles un poco de mi, tengo XX años, soy trigueña de ojos color miel, mido 1,65, cabello negro y me dicen que tengo un rostro angelical; con respecto a mi cuerpo se que es espectacular, no vallan a pensar que soy convencida o algo así,

lo que pasa es que … estoy bien desarrollada, tengo muy bonitas las nalgas redondas y bien paraditas, al igual que mis senos que son de tamaño mediano, tengo buenas piernas cadera ancha y una cinturita de avispa; es por eso que en el colegio los chicos me molestan y me cortejan frecuentemente, yo no les presto mayor atención ya que tengo novio hace 11 meses y no soy cachonda ni nada por el estilo, además estoy muy contenta con mi relación ya que nos la llevamos excelente, tanto él como yo somos extrovertidos y disfrutamos de nuestra mutua compañía, claro que en lo que a sexo se refiere ni con el ni con nadie nunca había tenido nada de nada ya que en mi familia mis padres son algo estrictos y siempre me han inculcado buenos valores, siempre me daban a entender que se debía llegar virgen al matrimonio y que uno solo debía tener un solo hombre en la vida sexualmente hablando, mi novio tenia eso claro y por eso nunca me a presionado ni propuesto nada al respecto.
En la prepa 7 de guadalajara como es costumbre tengo una grupo de amigas con las cuales mantengo para arriba y para abajo, ellas son Andrea y Mónica; Andrea tiene mi misma edad … y también es muy bonita, es blanca de ojos cafés, cabello largo y negro, de muy bonito rostro es un poco mas alta que yo mide como 1.70, es delgada de bonito cuerpo aunque tiene menos cola que yo, ella no tiene novio ya que sus papas son muy jodidos y no la dejan ni asomarse a la esquina, lógicamente también era virgen hace 20 días, antes de que sucediera lo que les relatare; como les dije mi otra amiga es Mónica es la menos bonita de las tres ya que es algo gordita, aunque tiene bonito rostro, también es la mayor tiene … años, es blanca, rubia y algo bajita, ella es por decirlo así la lanzada del grupo, cambia de novio frecuentemente y con la mayoría ha tenido relaciones, por lo menos cuatro que yo sepa; es decir es la experimentada, la que nos cuenta cosas y detalles o sea la única que nos cuenta sobre el sexo, en especial a Andrea que le gusta oír sus experiencias, además Mónica es la que le hace cuartos a Andrea para que vacile con algunos compañeros del salón, es por ella que almenos en ese tiempo sabia lo que era besar a un hombre.
Y se llego el día viernes, salimos a un viaje de la escuela y bien de mañana en un bus que nos traslado a un centro vacacional a unas 3 horas para estar allí hasta el día domingo, llegamos como a eso de las 10 de la mañana, el centro vacacional era muy bonito y amplio, tenia dos alas de habitaciones a cada extremo, en una de ellas acomodaron todos los hombres y en la otra las mujeres por razones obvias, las habitaciones igual eran espectaculares de acomodación múltiple, nos toco una para las tres Mónica, Andrea y Yo, las habitaciones tenían una cama doble donde se acomodaron Mónica y Andrea, y otra sencilla donde me acomode yo, tenia televisor, calefacción y el baño era espectacular, amplio y tenia una tina, en general todo de lujo.
Luego de acomodarnos salimos a conocer el lugar a recorrer las instalaciones y como siempre Mónica a ver que tipo bueno había por hay, quedo encantada con los celadores del lugar, nos decía que tenían muy buen cuerpo que les quedaba muy bien el uniforme, en especial uno que era un negro fornido de unos 23 años, y como siempre ella tan lanzada se le acerco y entablo conversa con él, le empezamos preguntar cosas del lugar, y Mónica empezó a coquetearle a hacerle ojitos y demás, luego de un rato Carlos así se llamaba guardia, le dijo a Mónica que en horas de la noche iban a llevar al grupo a la discoteca, que la estaban arreglando y que él salía de turno a las 6 de la tarde que si quería se quedaba para bailar un rato y que también si quería le decía a otros dos compañeros guardias que se quedaran para que bailaran con nosotras, Mónica como era de esperarse acepto sin ni siquiera voltearnos a mirarnos.
Nosotras luego de despedirnos de Carlos le recriminamos, pero igual ya no había nada que hacer, el resto de la tarde la pasamos haciendo actividades de integración con el grupo, cuando termino nos dijeron que fuéramos una rato a descansar y que nos arregláramos por que nos iban a llevar a la discoteca del centro vacacional cosa que nosotras ya sabíamos, allá estaba Mónica y Andrea arreglándose, Mónica no asía si no hablar de Carlos que se lo iba a rumbear, y le decía a Andrea que aprovechara y disfrutara con los compañeros de él, que lograra que no estaba su papá por hay fiscalizándola, a mi no me decía nada por que sabe que yo no le jalo a esas cosas, igual terminamos de arreglarnos, Andrea y Mónica con vestido y Yo me puse pantalón y blusa, y nos dirigimos hacia la discoteca.
Llegamos y en la entrada estaba Carlos con los dos compañeros, Mónica de inmediato saludo a Carlos quien nos presento con sus amigos, el primero se llamaba Alberto, tenia unos 21 años era alto, blanco, de pelo negro, facciones finas y de buen cuerpo; el segundo era Gustavo, era mayor que todos tendría unos 27 años, era negro mas alto que Carlos y bien acuerpado, entramos en la disco y tomamos una mesa de las atrás, nos dieron una breves recomendaciones por el micrófono, apagaron las luces y pusieron la música, yo permanecí mas bien callada, mientras Mónica y Carlos hablaban y se reían copiosamente por otro lado Andrea hablaba fluidamente con Alberto y Gustavo.
Como dije yo permanecía mas bien callada, pidieron una botella de aguardiente y gaseosas, y empezaron a salir a bailar, lo que era Mónica y Carlos, y Andrea y Alberto no se perdían una sola pieza, yo mientras mas o menos le seguía la conversa a Gustavo el negro mayor y salía a bailar una que otra pieza de baile con él, así prosiguió la noche mas o menos por la misma tónica, Mónica y Andrea recibían una que otra copa, Yo no, ya que no me gusta. Como a eso de la media noche Mónica ya se estaba besando con Carlos mientras Andrea y Alberto bailaban bien juntitos, en uno de los discos salimos a bailar las tres parejas y empecé a notar como mis dos amigas se dejaban meter mano, se dejaban rozar las nalgas y los senos disimuladamente, eso no me extrañó de Mónica, pero de Andrea si me extrañó, Gustavo que bailaba con migo también lo noto y trato de hacer lo mismo, pero yo si me hice respetar y le puse distancia, así siguieron, bailando bien apretaditos, hasta que como a eso de la 1 de la madrugada prendieron las luces y anunciaron que era hora de ir a los dormitorios
Empezamos a evacuar la disco acompañadas de ellos, quienes nos dijeron que nos fuéramos por un camino alterno, y lógicamente la razón era que por hay no había nadie, cosa que aprovecharon mis amigas y sus parejas para besarse, en especial ellos para medio sobarle las nalgas y senos a mis amigas, yo mientras me hacia la que no veía e iba adelante con Gustavo que iba calmadito pues yo no le daba chance de nada, por fin llegamos a la entrada del ala de habitaciones donde nos despedimos y nos fuimos al cuarto a dormir, pero eso si, antes de eso me acerque a Andrea y le dije que me extrañaba su comportamiento y que no se dejara influenciar por Mónica que ella no era así.
El día sábado nos levantamos a eso de las 10 de las mañana y eso por que nos pasaron tocando las puertas, salimos desayunamos, e hicimos dinámicas de integración con el grupo y los profesores, de vez en cuando nos cruzábamos con los celadores de la noche anterior y claro Mónica y Andrea eran risitas van risitas vienen y miraditas etc, yo los saludaba normalmente, en la tarde seguimos en lo mismo, cenamos y como la noche anterior nos reunieron para la misa, luego nos dijeron que podíamos ir a los cuartos a descansar, Mónica y Andrea se fueron inmediatamente Yo pues me quede a recoger y organizar, no veía sino la hora de irme para el cuarto, ya que el día había estado bastante pesado, me demore como media hora.
Al terminar me dirigí a los dormitorios, al entrar me dio mucha rabia ya que mis amigas estaban allí con Carlos, Alberto y Gustavo, inmediatamente les dije que me parecía el colmo, que ellas sabían el problema en que nos podíamos meter si nos pillaban estando con hombres en el cuarto, a lo que Carlos me respondió que me tranquilizara que solo estaban hablando y tomando unas cervezas, que nadie los había visto entrar y que ya había hablado al respecto con sus compañeros que estaban de guardia, que no me enojara con mis amigas que por eso y solo por eso ellas los habían dejado entrar, Yo le dije que de todas maneras no estaba de acuerdo y que esperaba que se fueran rápido ya que me encontraba muy cansada y me quería acostar, acabando de decir esto me encerré en el baño y me puse a darme una ducha en la tina para relajarme y pasar el tiempo mientras se iban, estaba tan cansada que se me cerraban los ojos hay metida..
Al cabo de un rato note que ya habían apagado la luz por lo que deduje que ya se habían ido los “visitantes”, me salí de la tina, me seque, me puse mi tanguita me envolví en mi toballon y me dispuse a salir del baño para ir a buscar mi pijama, como dije el cuarto estaba a oscuras por lo que fui hacia el interruptor para prender la luz.
La luz se encendió, y la escena que vi en ese momento yo creo que me marcara para toda la vida, me dejo hay, quieta, estupefacta, como hipnotizada, viendo ese cuadro que mi mente no podía procesar…
En la cama sencilla se encontraban Mónica, Carlos y el mayor Gustavo totalmente desnudos, Mónica sentada enzima de Carlos, ensartada en una verga impresionantemente grande, que ni siquiera le podía entrar toda y lamiendo otro vergon el de Gustavo, que se veía brillar en toda su dimensión creo que era hasta mas grande que la tranca en la que estaba sentada, media como 25 cm, era contrastante, hasta extraño ver esos tres cuerpos uno blanco, el de mi amiga, otros dos negros, brillantes por el sudor.
Y para completar el cuadro, en la otra cama la doble se encontraba Alberto sentado en la orilla totalmente desnudo y a sus pies mi amiga Andrea, solo traía puesta su tanguita, estaba arrodillada entre sus piernas mamándole la verga, que aunque no era como la de sus amigos negros, se veía grande, Yo seguía hay inmóvil viendo la escena y observando la cara de placer que tenían todos en el cuarto, tanto es así que ni se inmutaron con mi presencia ni con la luz.
Yo estaba quieta observando envuelta en mi toalla, sin hacer nada, inmóvil solo observando, de pronto Gustavo el negro mayor saco su cosa de la boca de Mónica escurriendole un hilote de saliva, se quedo observándome un momento, detectando mi turbación y yo me le quede viendo a su enorme, largo… largísisimo y grueso pene negro nunca había visto uno y menos de ese tamaño, empezó a venir hacia mi, con su tranca apuntándome y sobandose la saliva de mi amiga en ella, observándome de arriba abajo me rodeo y se situó atrás, creo que observando como se marcaban mis nalgas respingonas en la toalla, Yo no me moví en lo absoluto en todo ese rato seguía fija mirando la escena, viendo a Mónica como cambiaba poses con Carlos, como ya él le metía toda su verga sin ningún problema, viendo a Andrea ya sin su tanguita, Alberto la tenia recostada en la cama y con su cara metida en medio de las piernas comiéndole su coño virgen, ella se movía de lo cachonda y emitía pequeños quejidos que demostraban el placer que estaba recibiendo, tengo que aceptar que a mi pesar a esas alturas respiraba agitadamente, que sentía mi coño mojado e hirviendo y que oía un zumbido en mis oídos que no me dejaba mover ni pensar.
Tanto es así que no me había dado cuenta que Alberto me abrasaba desde atrás sobando su vergota en mi espalda, masajeando mis senos, mis nalgas y mi coñito virgen por enzima de la toalla, que intentaba desatar el nudo que tenia arriba de mis senos para que cayera mi toalla que era la ultima barrera que había entre su corpulento cuerpo negro, su verga enorme y el mió, cosa que yo no pude detener por mucho tiempo dejando a la vista de todos, mis juveniles encantos ahora directamente en las manos de ese negro que me chuzaba la espalda, Yo no ice nada seguí inmóvil sin musitar palabra dejándome sobar por toda parte, menos ahora que puse toda mi atención viendo como Alberto se incorporaba apuntando su verga hacia el coño virgen de mi amiga Andrea, empezó a restregárselo de arriba a abajo por su rajita en medio de sus pequeños gemidos, comenzó a penetrarla un poco en primera instancia y luego de un solo empujón la ensarto por completa, Andrea pego un pequeño grito que aplaco con sus manos, mientras Alberto empezó a bombearla lentamente, pero eso si metiéndosela siempre hasta el fondo, hasta que mi amiga empezó a gemir ya no de dolor sino de placer, a moverse a su ritmo y a pedirle más velocidad en sus envestidas.
Para esas alturas Gustavo se había pasado al frente mió, estaba arrodillado, con una mano mantenía corrida mi tanguita para poder darme lengüetazos en mi coñito, Yo ya resignada le facilitaba la tarea abriendo lo que podía mis piernas para no caer, apoyando mis manos en su cabeza a la vez la hundía más y más en mi coñito buscando que su lengua entrara lo mas profundo posible, moviendo mi cadera a su ritmo y emitiendo pequeños gemidos provocados por el placer que me estaba dando ese negro allí abajo y por la excitación que generaba en mi ver a mis amigas cabalgando encima de esos hombres a un ritmo desenfrenado, de repente Gustavo se levanto me cargo fácilmente en sus brazos, Yo no me resistí, solo quería disfrutar como lo hacían en ese instante mis amigas, me llevo hacia la cama doble y me deposito a un lado de mi amiga Andrea y empezó a quitarme mi tanguita, que era lo único que llevaba, yo no solo me deje y mas aún, apenas terminaron de rodar por mis tobillos abrí mis piernas lo más que pude, en señal de entrega y resignación, él se levantó totalmente y empezó a caminar arrodillado en sima de la cama hacia mis piernas abiertas.
Fue ahí que recordé que aquel negro tenia la verga más grande de todos en el cuarto, que media como 25 cm y que Mónica ni se la podía meter a la boca de lo ancha que era, eso me produjo un escalofrió, producido por una mezcla de miedo y excitación, apenas -el se detuvo ya en medio de mis piernas, abrí mi boca para pronunciar las primeras palabras desde que salí del baño, le dije que Yo era virgen que no me fuera a desgarrar, él solo abrió los ojos más todavía enseño una media sonrisa y empezó a sobarme su vergota por mi rajita que a duras penas le estaban saliendo bellitos, la sobaba de arriba abajo, yo incorpore mi cabeza para ver que pasaba allá abajo, él se detuvo un momento, la centro y empezó a empujar lentamente, algo tranco su paso, él levanto su mirada, me miro fijamente y envistió decididamente, Yo sentí como si un hierro gigante y caliente me partiera en dos, me izo pegar una grito que a duras penas pude medio acallar, él sin darme respiro volvió a investir con fuerza, me izo gritar de nuevo me dolió en el alma, lo sentia tan adentro que pense que me iba a desmayar ahí, yo de inmediato me incorpore un poco sosteniendo mi cuerpo con una mano atrás y la otra se la puse en su estomago para detenerlo, mire hacia mi coñito y solo la había metido hasta la mitad, entonces le dije que parara, que ya no entraba más, que le hiciera pero solo asta ahí, entonces él empezó a meter y sacar lentamente la mitad de su verga.
Yo lo controlaba con mi mano en el estomago, al poco tiempo empecé a sentir placer, me sentía llena, totalmente copada y no podía dejar de gemir y mover mi cintura al compás de sus envestidas que cada vez eran más veloces, entonces quite mi mano de su estomago, me recosté y cerré mis ojos concentrándome solo en el gusto y el placer que me producía aquel aparato monstruoso dentro de mi, el me la metía y sacaba rápidamente, con cada envestida suya sentía un poco de dolor muy dentro, pero no era comparable con el pacer que me brindaba, movía mis caderas como loca, mi cara cerrada se movía de lado a lado, mientras con mis manos apretaba la sabana de la cama, era increíble lo que sentía.
Abrí mis ojos mire para el lado y vi que Andrea estaba en cuatro con los ojos cerrados siendo penetrada, entonces mire para el otro y vi los cuerpos abrasados, inmóviles y sudorosos de Mónica y Carlos que denotaban agotamiento, solo se dedicaban a observar el espectáculo que les estábamos dando en la otra cama, entonces poco a poco sentia como me iba ensartando su verga más y más adentro y mire hacía abajo y note como ya increíblemente en cada envestida de Gustavo su verga desaparecía completamente en mi coñito asta golpear sus testículo con mis nalgas haciendo un sonido de puc, puc, puc… me parecía increíble que ese instrumento gigantesco cupiera todo dentro de mi.
De pronto el negro que me tenia ensartada me abrazo y volteó haciendo que yo quedara encima de él, Yo espesé a subir y bajar, metiéndomela asta el fondo, aumentando mi ritmo y veia como miraba el su verga penetrar en mi tan profundo no lo podia creer, y me daba todo el placer que podía, cerrando mis ojos y levantando mi cabeza sintiendo que mi cabello rozaba mi espalda, experimentando repentinamente el primer orgasmo de vida, algo que casi me hace desmayar de placer, en medio de mi excitante trance oí la voz de Mónica diciendo que se iba a dar una baño, y escuche que habría y cerraba la puerta, abrí mis ojos haber que se había echo Carlos, él estaba sentado en la otra cama mirándome fijamente y sobandoce su negro pene, Yo no le preste importancia y cerré mis ojos de nuevo y seguí cabalgando al otro negro que tenia debajo.
Seguí así por un rato concentrada en le placer, solo en el placer, asta que un movimiento rompió mi estado, abrí mis ojos y volteé mi mirada y era Carlos que se dirigía hacia nosotros luciendo su enorme verga negra de nuevo parada, él miro el rostro del negro que estaba debajo mió y le dijo, esta preciosura tiene el culo más lindo y paradito que allá visto en mi vida, esta oportunidad no se puede dejar pasar, además me lo debes yo te la presente, Gustavo solo le sonrió creo que en señal de aprobación.
Entonces se puso a los pies de su amigo justo atrás mío, me empujó un poco por la espalda obligándome a adoptar casi una posición en cuatro, empezó a estrujarme mis nalgas y besarlas mientras Yo seguía subiendo y bajando, eso me daba aun más placer, aunque me hacia sentir como una puta con dos hombres gozando de mi al tiempo, igual no icé nada y seguí gimiendo de lo cachonda que estaba, él empezó a meterme un dedo ensalivado por mi ano, lo hacia lentamente moviéndolo en círculos, eso me enloquecía y me hacia proferir un gemido con cada movimiento.
Levanté mi cabeza hacia atrás y vi de reojo a ese otro negro con su vergota parada trabajando en mi ano, también vi que Andrea y Alberto se habían pasado para la otra cama y descansaban, solo observaban atentamente el espectáculo, eso me excitaba también, no me pregunten la razón que no la se, poco a poco Carlos fue metiendo dos y luego tres dedos en mi ano, dilatándolo al máximo, ya sabia Yo lo que se venia.
Había oído algo sobre el sexo anal y de la doble penetración de boca de Mónica, y la idea me producía terror y al mismo tiempo una enorme excitación, entonces Carlos saco sus dedos de mi ano, para colocar la cabeza de su enorme instrumento, empezando a empujar con pequeñas y no muy fuertes envestidas, igual que antes Yo sentía mucho dolor, que me hacían pronunciar pequeños gritos, pero soportaba sabiendo que pronto pasaría el dolor para dar paso al placer, Carlos siguió con sus envestidas por un rato, buscando que su enorme tranca entrara por completo en mi asta hace un rato virgen culito, entonces empezó a aumentar la velocidad de sus envestida y yo empecé e oír ese característico sonido de antes, puc, puc, puc… señal indiscutible que ya había metido toda su vergota en mi ano y que sus testículos estaban pegando con mi concha o con la verga de su amigo que seguía aun dentro, sentí como mi cuerpo en su interior se acostumbraba a ese par de instrumentos extraños separados solo por mis paredes interiores, me sentía rellena en mis dos agujeros, mientras ellos me envestían con toda su fuerza destrozándome mis anteriores tesoros vírgenes, eso me enloqueció, me izo gemir con más fuerza experimentando mi segundo orgasmo que fue un poco mas largo.
De pronto los dos negros se hicieron señas, entonces Carlos saco la verga de mi ano y Gustavo me hizo señas que me desmontara de la suya también, Yo obedecí y empecé a subir para que saliera, esa verga que parecía no tener fin, me toco pararme para que saliera toda, entonces lo mire parada en la cama con las piernas abiertas y me izo señas para que me volteara dándole la espalda lo icé y voltee mi rostro haber que quería que hiciera, él estaba con la mirada fija en mi trasero, me izó señas que me sentara dándole la espalda otra vez en su vergota, yo obedecí y empecé a bajar cogiendo su instrumento y dirigiéndolo a mi coñito que a esas alturas ya era coñote, pero el me corrigió, cogió su pene y lo coloco en la entrada de mi dilatado ano yo seguí bajando y con mucho miedo por que sabia que su verga era mas grande que la de Carlos y me costaba trabajo hacerla entrar, la pura cabeza de su pene hacia que me dilatara al maximo y comenze a llorar un poco del dolor.
Hasta que en medio de mis movimientos resbale cayendo sentada en ella, y ahí si sentí un dolor tan intenso que me desgarraba por dentro, y comence a llorar como una niña pero esto parecio exitarlos más y entonces me eche hacia atrás apoyando mis manos en la cama para así poder empezar a subir y bajar, esto izo que poco a poco fuera cediendo el dolor.
Carlos aprovecho mi posición acercándoseme de frente y recostándome un poco más para meter su verga en mi coñito, empezando de nuevo un mete y saca mucho más fuerte y rapido, yo les pedia que pararan que no tan rapido, pero parecia que les decia lo contrario pues me daban mas duro sin importar mis lagrimas y gritos que los exitaban más y esto no se por que me izo subir al cielo, que me izo gemir como loca, provocándome un tercer orgasmo al sentir como un liquido hirviente rellenaba las profundidades de mi ano, una ves pararon mis espasmos le dije a Carlos que no me lo echara adentro, que no quería quedar embarazada, a lo que él me respondió que si pero solo si me lo echaba entonces en la boca.
Yo baje mi mirada y asentí con la cabeza, entonces él me la saco dirigiéndola hacia mi rostro, poniéndomela en la boca, Yo la abrí, y el me dijo que la mamara o si no, no se vendría, yo le dije que no sabia como y entonces empecé me tomo del cabello y me la metio en la boca y torpemente con mi inexperiencia comence a chuparla y a sobarsela con mis manitas. él respondió con pequeñas envestidas hasta mi garganta en el único agujero que me quedaba virgen, de pronto su verga empezó a dar saltitos en mi garganta y yo no sabia lo que pasaba y entonces empecé a sentir su semen que me ahogaba, no quedándome otra opción que tragar lo mas rápido posible, pero era tanto lo que le salía que me salpico mi cara, y me escurria por la boca, la nariz y mi cabello. Carlos la dejo un momento dentro para luego sacarla y retirarse de mi lado, Yo me quede mirando hacia el techo, hay descansando, sentada aun en la fláccida verga de Gustavo que reposaba en el interior de mi ano, estaba exhausta, suspire por ultima vez y me levanté, observando la cara de asombro que tenían mis amigas y Alberto sentados en la otra cama, esas caras me hicieron reflexionar y recordar que un rato atrás Yo era la que miraba asombrada la escena, y de cómo resultado de los acontecimientos Yo había terminado siendo la estrella final, esas miradas me avergonzaban me hacían volver en si de mi trance provocado por la lujuria y la excitación, asiéndome pensar en mis actos, Yo solo atine a correr asía el baño encerrándome en el.
Allí adentro me senté en el inodoro y empecé, a llorar tomando conciencia de lo que había hecho, de cómo acababa de defraudar a personas que me querían y confiaban en mi, mi padre, mi madre y mi novio, mi pobre novio que tanto me había respetado y comprendido, a esta tristeza se sumaba el echo de que me sentía lastimada por dentro, me ardía mucho mi coñito y mi ano, solo me quede hay sentada llorando y meditando, estando hay escuche como se despedían y se iban Alberto y ese par de negros a los cuales no sabia si tenerles rabia, pena, deseo o agradecimiento, Yo seguí por otros diez minutos mas en el baño, tiempo en el cual mis amigas apagaron la luz y se acostaron, tome fuerzas y busque en la oscuridad mi pijama y me acosté sin decir una sola palabra, me mantuve solo pensando por unos minutos, hasta que en un ataque de rabia y de desespero le hable a Mónica recriminándole por su coqueteo, sus jueguitos y en como había terminado todo, alo que ella respondió tranquilamente, pero mira quien habla preciso la que dejo que le dieran por todos lados, Yo no respondí nada, simplemente me volteé hacia el rincón, y seguí pensando, no por mucho tiempo ya que estaba recansada, me sentía como si me hubieran dado una paliza, me dormí.
Al otro día nos levantaron, Yo ni cruzaba palabra con ellas en parte por rabia y en parte por vergüenza, ni siquiera las miraba, mantenía con mi cabeza baja, caminado con dificultad ya que me dolían todas mis partes intimas, igual afuera en las canchas y al Pasar al lado de los celadores, los mismos de la noche anterior, solo esperaba que nos fuéramos rápido y llegar a mi casa, se me izó eterno el día, pero por fin salió el bus y al llegar al paradero cerca de mi casa escasamente dije adiós.
Y eso fue todo, esa es mi historia, espero que no me juzguen, ni me recriminen por lo que ice, espero que lleguen a la misma conclusión que me consuela, que todo paso por la lujuria y la excitación de lo que me toco ver y sentir, que era mas fuerte que Yo y era imposible no flaquear.

MI ESPOSA Y EL INKILINO

UNA PAREJA JOVEN QUE VIVE SOLOS POR CUESTIONES ECONIMICAS ALQUILAN UNA HBITACION A UN GENDARME Y LUEGO EL GERNDAMR TEIEN UNA RELACION CON ALE SPSOA

Hola vivo en el interior de la argentina nos casamos joven con mi esposa ella 18 yo 22 por razones de economia tvimos que alquilar una de nuestras habitaciones .Sacamos una aviso en el periodico.

Pasaron varios dias hata que llego un gendarme al tomarle los datos tenia 35 años.
Mi esposa fisicamente es comun morocha delgada de pocos pechos sin cola sobresaliente si un poc simpatica.
Ya querasmo jovenes compartiamos la cena el almuerzo con el.
Asi pasaron los meses y eramos amigos .
Debido a sus horarios le pidio a mi esposa que le lavase la ropa inclusive la interior y que le abonaria dinero extra.
En cierta oportunidad el se lesiono los tobillos ya que el comedor era distante le pedi a mi esposa que le llevase la comidas a su dormitario que quedaba al fondo pasando un patio grande.
Nunca a el le habia visto con una mujer y no sabia si tenia novia solo que era muy rigoroso en el horario y no andaba en diversiones y el siempre nos tierba inderectas o bromas que van hacer a la noche y mi esposa siempre se sonreia.
Es alli cuando comenze a sospechar que algo estaba pasando entre ellos .
Asi que comenze a dejarlos solos invente jornadas laborales aproximadamente los dejaba solo una hora.
Un dia le dije a el que no volveria en el horario habitual que por favro le diga a mi esposa.
Pero la verdad me escondi en el fondo de la propiedad ese dia.
El aparentemente mando a llamar a mi esposa para que le lavase la ropa pero cuando ella fue el estaba de ropa interior ella le miro su fisco y el le dijo sobrando te gusta mi fisico ella sonrio en forma discreta el se acerco a ella ella quedo duraa agarro sus manos y le hizo tocar sus pechos luego el llevo las manos de mi esposa a sus genitales luego el mientras la besaba la desnudaba con la mano el era muy grandote respcot ami esposa le penetro en forma violenta mi esposa se quejaba una mezcla de palcer y dolor ella se quedo como dormida el se recupero la empezo a besar la espalda y luego le penetro por la cola puso en su mano y mojo su pene con l salicva y le mtio ella se quejo de de dolor luego aparentemente cuando el termino alli quedo todavia el pene adentro de ella y el estaba acostado encima de ella hasta que el pene aparentemente ya no esuviese erecto.
Despues que se rcupero la hizo parar a mi esposa y le pidio que le haga sexo oral ella le dijo que nunca habia hecho el le dijo no importa le hizo sentar y metio su pene en su boca agarro la cara de ella el metia y sacabe el pene como si la estuviese pentrando y luego cuando temrmitermino mi peosa kizo sacarlo de la boca pero la obligo que tragase ella luego vomito.
Al termianr paso horas yo me fui y llame al tato para aunanunciar mi regreso.Vine mi epsoas estaba como triste.
Desde alli el nos compra mercadria extra y ropa para mi esposa.